Cenas post entrenamiento

Cenas post entrenamiento

Imprimir

 

Nunca te saltes la cena y menos después de haber entrenado. La cena es la última parte de tu entrenamiento. ¿QUÉ CENO DESPUÉS DE ENTRENAR?
Por mil motivos no es hasta última hora de la tarde que podemos entrenar, con lo que muchas veces empezamos pasadas las siete de la tarde y nos plantamos a la cena pasadas las nueve de la noche. En este momento aparece el dilema: ¿qué he de comer? Ya es tarde… ¿será mejor no cenar? ¿Me como un yogur y a la cama?
¡STOP! ¡Rotundamente NO! Siempre debemos cenar, no te saltes comidas y menos después de entrenar si quieres conseguir una buena recuperación. La cena es la última parte de tu entrenamiento.
Si bien es cierto que las pautas deben ser personalizadas, hay algo que tendremos todas en común: la rehidratación.
• Bebe agua después de entrenar y durante las horas posteriores para recuperar todo el líquido perdido, ya que más o menos, seguro que has sudado. Piensa que podemos perder más de un litro de agua cada hora.
La cena después del ejercicio deberá ser completa, con los tres grandes grupos de alimentos: verduras, hidratos de carbono y proteínas.
• Para empezar tenemos la verduras.
Siempre estarán presente en nuestras comidas. La pregunta muchas veces es: ¿Crudas o cocidas? Aquí no hay ninguna regla. Es cierto que los alimentos cocidos se digieren mejor pero los crudos nos aportarán vitamina C… Así que tú decides.
• El grupo de los carbohidratos es el que más nos trae de cabeza.
¿Qué pasa con el pan, la pasta, el arroz y la patata en la cena? ¿Qué cantidad he de consumir? Generalizando, procura que representen entre un cuarto o la mitad de tu plato. En el caso de estar realizando una dieta para bajar de peso probablemente la cantidad de carbohidratos será más moderada, pero no los elimines. Como dietista-nutricionista, veo muchas mujeres en consulta que reducen tanto el consumo de hidratos de carbono que les genera ansiedad por otros alimentos “más golosos”.
• El último ingrediente de esta cena serán las proteínas.
Son las responsables de la regeneración del tejido muscular. Carne, pescado, huevos, legumbres, tofu, y otros derivados de la soja deben estar presentes en las comidas principales aunque sin exagerar. Podríamos decir que son el otro tercio del plato.

Fuente: Runners

 


Add this to your website